Moniciones Solemnidad de la Inmaculada Concepción de María Virgen

Ciclo B
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Moniciones Solemnidad de la Inmaculada Concepción de María Virgen, 8 de diciembre de 2017...

Moniciones Solemnidad de la Inmaculada Concepción de María Virgen

También te puede interesar:


MONICIÓN DE ENTRADA 

Sean bienvenidos, queridos hermanos. Hoy estamos de fiesta con la Virgen María, celebrando la solemnidad de la Inmaculada Concepción..

La fiesta de la Inmaculada surgió en el Oriente hacia los siglos VII-VIII, y luego se extendió rápidamente también por el Occidente. El año 1854 el papa Pío IX declaró dogma de fe que María, por singular privilegio, fue preservada de toda mancha de pecado ya desde el momento de su concepción.

Esta solemnidad no desentona con el Adviento. En la Madre empieza a realizarse el misterio de la encarnación del Hijo, y por eso nos alegramos con María y la celebramos en esta Santa Eucaristía. De pie, cantamos con gozo el canto de entrada...

MONICIONES A LAS LECTURAS


OPCIÓN 1: Monición única para todas las lecturas

La primera mujer, Eva, de cuyo pecado nos habla el libro del Génesis, le falló a Dios; pero otra mujer, María, la llena de gracia, sin pecado, según nos narra el evangelio, acepta gustosamente el plan de Dios para salvar a la humanidad. Por ese hijo, concebido de sus entrañas, nosotros también hermos recibido toda clase de bienes espirituales y celestiales, y el llamado a vivir en santidad. Escuchemos la Palabra de Dios.

Opción 2: Moniciones para cada lectura

Primera lectura (Génesis 3, 9-15. 20)

En el libro del Génesis, hoy leemos las consecuencias del primer pecado de la humanidad, que ha quedado "herida" y ha perdido el equilibrio y armonía iniciales. Pero Dios no cierra del todo la puerta, sino que anuncia la salvación, en la que jugará un papel muy importante una mujer: la Virgen María.

Salmo responsorial (Salmo 97)

 Así como María proclamó la grandeza del Señor, cuando el ángel le anunciara que iba ser la Madre de Dios, el salmo 97 nos lleva hoy a alabar a nuestro Dios, que hace maravillas. Unámonos al salmista diciendo juntos:

Segunda lectura (Efesios 1, 3-6. 11-12)

De la carta del apóstol San Pablo a los Romanos, escucharemos a continuación un himno lleno de entusiasmo, en donde se muestra la iniciativa de Dios en la historia de la salvación y nuestra respuesta de alabanza.

Evangelio (Lucas 1, 26-38)

San Lucas nos relata la escena de la anunciación a María, una de las más hermosas y significativas del evangelio.  La iniciativa de la salvación es de Dios y  encuentra la respuesta de una humilde jovencita de Israel, que ha sido la elegida, la llena de gracia.

ORACIÓN DE LOS FIELES

Contestaremos a cada petición: Que la llena de gracia interceda por nosotros

1. Tú que en Pedro fundaste a la Iglesia, haz que por mediación de María, Madre de la Iglesia, sea fortalecida en tiempos de tribulación. Oremos.

2. Tú que coronaste a María como reina del Cielo, haz que los gobiernos de las naciones busquen y construyan la paz que tanto anhelamos. Oremos.

3. Tú que nos diste a María por Madre, concede por su mediación salud a los enfermos, consuelo a los tristes, perdón a los pecadores, y a todos, abundancia de salud y de paz. Oremos.

4. Tú, verbo hecho carne en el vientre de María Santísima, haz que por su intercesión podamos hacer vida la palabra que este día hemos escuchado. Oremos.

Presentación de las Ofrendas

Junto a las ofrendas de Pan y Vino, ofrezcamos también nosotros, a ejemplo de María Santísima, nuestro corazón y el propósito de vivir en santidad.


Te recomendamos leer también:

Artículos Relacionados