Moniciones XXXI Domingo del Tiempo Ordinario Ciclo A (5 de noviembre de 2017)

XXXI Domingo Tiempo Ordinario Ciclo A

Ciclo A
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Moniciones XXXI Domingo del Tiempo Ordinario Ciclo A (5 de noviembre de 2017)...

Moniciones XXXI Domingo del Tiempo Ordinario Ciclo A (5 de noviembre de 2017)

También te puede interesar:


MONICIÓN DE ENTRADA 

En Jesús de Nazaret se dio una extraordinaria coherencia y consonancia entre palabras y obras. Si él nos dio ejemplo, debemos empezar cuestionando la autenticidad de nuestra fe y de su coherencia con nuestras obras. ¿Somos veraces, intentamos ser coherentes en nuestra vida de fe? ¿Se corresponden nuestras obras y palabras? Con estas preguntas iniciamos la celebración eucarística de este domingo, 31 del tiempo ordinario. De pie, cantamos...


MONICIONES A LAS LECTURAS

OPCIÓN 1: Monición única para todas las lecturas

En las lecturas de hoy resuenan serias advertencias contra los líderes religiosos del pueblo. Tanto el Profeta Malaquías como Jesús denuncian a los sacerdotes,   los maestros de la ley y los fariseos con su conducta incoherente, pues, como el autor del salmo, tampoco ellos han de perseguir grandezas, sino vivir en humildad, tal y como hizo Pablo. Escuchemos atentos este mensaje.

Opción 2: Moniciones para cada lectura

Primera lectura (Malaquías 1, 14b—2, 2b. 8-10)

El profeta Malaquías, en el siglo V antes de Cristo, lanza un duro ataque a los sacerdotes de su época, por lo mal que realizan el culto y el mal ejemplo que dan en su vida. No buscan la gloria de Dios, sino la suya propia.

Salmo responsorial (Salmo 103)

En respuesta a la primera la lectura, el salmo hace eco, por una parte, a la acusación dirigida a los sacerdotes que se buscan a sí mismos en el ministerio. Contestaremos todos:

Segunda lectura (1 Tesalonicenses 2, 7b-9. 13)

Pablo refleja en este pasaje de su cata a los Tesalonicenses, la entrañable relación que tuvo con la comunidad de Tesalónica. Una relación de pastor diligente, fraternal y maternal. Un cariño especial y correspondido. Escuchemos.

Evangelio (Mateo 23, 1-12)

Como Malaquías, Jesús también en el evangelio de hoy, critica duramente a los "sacerdotes" y a los "escribas y fariseos", las clases dirigentes de su tiempo, por su hipocresía y el modo interesado de realizar su ministerio.

ORACIÓN DE LOS FIELES

  1.  Pidamos por el Papa, Obispos y Sacerdotes, para que, al ejemplo de Pablo, ejerzan siempre su ministerio con entrega y humildad. Oremos al Señor.
  2.  Pidamos también por los gobiernos del mundo, para que luchen junto al pueblo por el progreso de los más desprotegidos. Oremos al Señor.
  3. Pidamos por los más necesitados en el mundo, para que la Providencia Divina les ampare siempre. Oremos al Señor.
  4. Pidamos ahora por los que nos hemos congregado en torno al banquete eucarístico este día, para que seamos coherentes entre lo que creemos y obramos. Oremos al Señor.

Presentación de las Ofrendas

Ahora, junto a los dones de pan y vino presentamos al Señor toda nuestra vida y misión, para que con su gracia y misericordia nos impulse siempre a la entrega servicial.


Te recomendamos leer también: