Moniciones XXII Domingo del Tiempo Ordinario Ciclo A (3 de septiembre de 2017)

XXII Domingo Tiempo Ordinario Ciclo A

Ciclo A
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Moniciones XXI Domingo del Tiempo Ordinario Ciclo A (3 de septiembre de 2017)...

 

Moniciones XXII Domingo del Tiempo Ordinario Ciclo A (3 de septiembre de 2017)

También te puede interesar:


MONICIÓN DE ENTRADA 

Comenzamos el mes de septiembre con esta Santa Misa correspondiente el XXII domingo del tiempo ordinario, en el que las lecturas nos hacen una invitación "ponernos detrás de Jesús", para seguirle.

Con esa invitación que Dios dirige a cada uno de nosotros, nos disponemos a celebrar dignamente estos misterios, de pie, cantando juntos...

MONICIONES A LAS LECTURAS

OPCIÓN 1: Monición única para todas las lecturas

La liturgia de hoy comienza presentándonos la confesión de Jeremías ante el peso de anunciar la Palabra de Dios. Pablo nos pide que sepamos discernir bien la voluntad de Dios, y Jesús nos advierte que para seguirle hay que tomar su cruz y no tener miedo a nada. por eso proclamaremos con el salmo: "Tu gracia vale más que la vida".

Atentos, porque esta Palabra va dirigida hoy a nosotros. 


Opción 2: Moniciones para cada lectura

Primera lectura (Jeremías 20, 7-9)

 Con una sinceridad estremecedora, Jeremías hace una confesión sobre su tarea de profeta: la Palabra que anuncia se ha vuelto para él una cruz muy pesada.

Salmo responsorial (Salmo 62)

 El respuesta a la primera lectura, el salmo 62 nos invita a confiar en el auxilio divino en los momentos en que la cruz se vuelve pesada. Proclamaremos: 

Segunda lectura (Romanos 12, 1-2)

 A quienes han experimentado la gracia de Dios, San Pablo les exhorta a rendirle culto y discernir cuál es su voluntad para ajustarse a ella.

Evangelio (Mateo 16, 21-27)

Si el domingo pasado Jesús alababa a Pedro y le veía como una roca sobre la que construyó su Iglesia, hoy Pedro es objeto de reprensión, porque se convierte en una piedra de tropiezo para Jesús, quien les dice a todos que, si quieren ser sus discípulos, deben tomar su cruz y seguirle.

Presentación de Ofrendas

Junto al Pan y el Vino, ofrezcamos también a Dios nuestra cruz de cada día, con el deseo de un día poder resucitar con Cristo.

ORACIÓN DE LOS FIELES

  1. Por el sucesor de Pedro, para que con el auxilio de Cristo, cabeza de nuestra Iglesia, sepa llevar con valentía también el peso de la cruz en su misión. Oremos.
  2. Por los que ejercen cargos de autoridad en los gobiernos, para que lo ejerzan con honestidad. Oremos.
  3. Para que vayan desapareciendo las diferencias muy marcadas de clases sociales y los más pobres tengan oportunidades de superación, Oremos.
  4. Por todos nosotros para que la Palabra escuchada nos lleva a discernir la voluntad de Dios y ajustar nuestra vida a ella. Oremos.

Te recomendamos leer también: