¿Sabías que puedes sacar un alma del purgatorio cada día?

Varios
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

¿Sabías que puedes sacar un alma del purgatorio cada día? Es muy fácil y sencillo...

¿Sabías que puedes sacar un alma del purgatorio cada día?

El Catecismo de la Iglesia en el número 1030 dice que los que mueren en la gracia y en la amistad de Dios, pero que no han logrado la excelencia, no han sido purificados completamente, deben pasar primero por una purificación que les permita lograr la santidad necesaria para entrar al cielo. A esa purificación es a la que la Iglesia llama “purgatorio”, que no es una segunda oportunidad, puesto que al purgatorio solo van los que han hecho mérito, y han fallecido en gracia de Dios. Además, es una purificación completamente distinta del castigo de los condenados.

El purgatorio, por lo tanto, es un estado temporal por el que las almas deben pasar antes de entrar al cielo. Durante ese perríodo de purificación, la Peregrina puede ayudar a esa Iglesia Purgante, para acortar su estancia en ese estado de purificación. Nuestras oraciones ayudan a las almas del purgatorio.


El Padre Loring nos explica una de las tantas formas que tenemos a nuestra disposición para conseguir ese objetivo: La iglesia nos da el poder de ganar una indulgencia plenaria cada día para sacar un alma del purgatorio. ¿Cómo? Hay que hacer tres cosas

  1. Rezar el rosario. Este rezo puede ser en común, por ejemplo en familia o en comunidad, bastan dos personas para cumplir este requisito. Puede ser también a solas, pero ante el Sagrario. SI es a solas, debe ser necesariamente ante el Sagrario.
  2. Participar de la Santa Misa y comulgar. Obviamente debe estar en estado de gracia para poder comulgar.
  3. Rezar un Padrenuestro por las intenciones del Santo Padre.

Para poder ganar la indulgencia debe ofrecerse estas tres cosas. Es decir, si se hacen todos los días las tres cosas, pero no se ofrecen, pues no se consigue el objetivo, según las explicaciones que nos ofrece el Padre Loring. Eso sí, yo puedo ofrecerlas ahora y decirle, por ejemplo, a la Santísima Virgen: "Quiero sacar un alma del purgatorio por día hasta que yo muera", y así si se me olvida mañana ofrecer las oraciones del día, automáticamente quedan aplicadas por el alma que la Virgen estime convenientes. Si tenemos familiares que necesitan esa indulgencia, pues son a los que primero la Virgen se las aplica.

Se ofrecen a la Santísima Virgen María y ella las aplica al alma que ella considera necesario. 

Si logramos sacar un alma por día del purgatorio, significa que ganamos también un amigo por día en el cielo, que seguramente estará orando por nosotros ante el trono celestial. Eso es excepcional!

Veamos el video con las explicaciones del Padre Loring:

Si esta publicación te ha gustado, la mejor forma de agradecer es compartiéndola en tus redes sociales, dejándonos un comentario y dándonos un LIKE.


Te recomendamos leer también: